SECUNDARIA Y BACHILLERATO

PROYECTO DE ASTROBIOLOGÍA

santamaria artesano bachillerato biologia

El estudio de microorganismos extremófilos (aquellos que son capaces de vivir en condiciones ambientales extremas) es el primer paso para desarrollar sistemas de detección de vida en otros planetas.

Las misiones espaciales, como la reciente a Marte donde el Rover Perseverance, el helicóptero Ingenuity o el anterior Curiosity, deben portar instrumentación perfectamente calibrada y dimensionada para detectar indicios de vida en dichos planetas. Aquí es donde entra en juego el proyecto que hemos realizado sobre astrobiología.

Los alumnos de Biología y Geología de 1º de bachillerato del Centro hemos analizado muestras de endolitos (roca porosa colonizada por microorganismos que habitan dentro de estos poros) de una arenisca procedente de la Antártida y dos líquenes procedentes también de la Antártida.

Utilizando microscopía electrónica de barrido hemos localizado los microorganismos y analizado la composición elemental. La composición mineralógica la hemos estudiado mediante difracción de rayos X y, lo más interesante, hemos detectado compuestos orgánicos que determinan la presencia de dichos organismos gracias a espectrometría Raman.

Siguiendo el método científico, estableciendo hipótesis y estudiando los datos obtenidos en los análisis llegamos a las conclusiones que nos permiten determinar qué tenemos que buscar para saber si hay, o ha habido, vida en otros planetas.

Pero todo esto no hemos podido hacerlo solos. Se trata de un proyecto europeo donde Susana Jorge Villar (que ha participado en proyectos para desarrollar las Misiones Espaciales a Marte de la ESA) de la Universidad de Burgos ha dirigido el Proyecto, junto con Science IES, y el CENIEH que ha colaborado activamente cediendo sus instalaciones. Nosotros hemos participado de manera presencial, aunque hemos estado trabajando on-line y realizado “workshops” con otros institutos de Andalucía.

Ha sido una experiencia muy enriquecedora, en la que hemos estado en contacto con las actividades científicas cotidianas en centros como el CENIEH.